Here comes the sun

A estas alturas, los recuerdos del verano ya me quedan a través de la ventanilla de un coche.
Muere septiembre, mes de canciones....
Y suena Nina mientras mi madre me despierta como cuando era pequeña, pero hablándome de teatro. Pienso que quedan unos pocos días para volver a la escuela, a pasear con olor a mojado por las calles de Murcia, a tomar té con mi amiga pelirroja y Totó dando vueltas entre las patas de mi silla, a los conciertos de invierno...
Opción: me gusta.
Porque no existe la opción me encanta).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Y el camino que hagan nuestros pies de jengibre!

Javier Sánchez dijo...

que bonitas las fotos, sobre todo la de tus piernas en la hamaca... me ha encantao ;)

Didac Udagoien dijo...

... y luego está la realidad.