A media tarde de domingo

Tengo amontonados mis pares de fotos, mis tardes de confesiones de papel, el moreno en los pies, los hombros risueños. Los guardo todos hasta la llegada del otoño, con las canciones, o hasta que nos cubramos de gloria con invierno.
Hasta entonces, no soy más que una hormiga con espíritu de cigarra. 
Y amontono secretos que suenan a silencio. 
Los secretos me refrescan las tardes de verano.

6 comentarios:

Layla dijo...

Me encanta la foto, siempre es un placer pasarse por aqui ;)

Stand by me dijo...

Tu blog me encanta, te sigo!!
Pasate por el mio si quieres
Un besazo guapa

inma ortiz dijo...

que preciosidad, la foto y el texto, hasta que nos cubramos de gloria con invierno.

Aitor Artaiz dijo...

llega el verano y nos goteas tu blog... es como estar tirado en el desierto seco de arena muy caliente y mirar hacia el horizonte azul brillante hasta cegar y abrir la boca de labios agrietados y esperar una chorro de tus palabras y tus fotos adictivas y entonces... nada, nada, nada y entonces una gota intensa en su soledad
(encima hoy se ha muerto Amy Winehouse sin haber podido verla... casi en Bilbao pero no pudo ser...)

Sarco Lange dijo...

Quién dice que detrás de las cortinas de lluvia no existen los milagros?.

Saludos.

emiliano dijo...

foto y texto acompasados. muy bueno.