La tarde de antes

Quedarnos dormidos en los sollozos de media tarde,
y que al día siguiente estallen las flores.