Charcos en los zapatos

Se mojan los pies tendidos en la ventana, se arrugan los dedos.
Nos corre la edad con la lluvia.
(Apuesto a que a los Niños-Insomnes también les gusta pisar charcos)

5 comentarios:

soniamarpez dijo...

Belle...

ellaberintodepapel dijo...

Te dejaste los pies olvidados tras la ventana. No te preocupes, otros nos dejamos tendida el alma, se empapa y para colmo, no hay foto que esnseñar.

Como ya sabes, a los Niños Cuento nos encanta caminar sobre los charcos.

Nacho Sánchez dijo...

pisar y zambullirse en ellos...


p.d.: la taquicardia es lo que te diferencia de los no vivos...
¿es ud taquicárdica?

ellaberintodepapel dijo...

Por algún error sináptico que no espero llegar a comprender, me autonominé Niño Cuento con una soberbia nada propia de un simple Niño Insomne.
Pido disculpas a las Niñas-Cuento por ello.
Me impongo como penitencia (ahora que es tiempo de ello)no pisar charcos en un par de días.

inma ortiz dijo...

tiernísimo