Contar (hasta 22)

"Entonces vieron que era una princesa de verdad, puesto que, a pesar de los veinte colchones y los veinte edredones, había sentido el guisante. Nadie, sino una verdadera princesa, podía ser tan sensible.
El príncipe la tomó por esposa, pues se había convencido de que se casaba con una princesa hecha y derecha; y el guisante pasó al museo, donde puede verse todavía, si nadie se lo ha llevado.
Esto sí que es una historia, ¿verdad?"

5 comentarios:

Marina Mandarina dijo...

Esa historia me suena!! :)

Nacho Sánchez dijo...

con una ensalada,
no conquistas nada

Clementine dijo...

Que foto más bonita.
Ella tambien es una princesa verdad?
:)

T-teatre dijo...

hay muchas historias de verdad por ahí escondidas..

James Leer dijo...

hay muchas historias verdaderas por ahí escondidas...