Una almohadilla, de día (II)

-Siempre es un placer encontrarme contigo.
-¿Aunque yo no te vea?

1 comentario:

María dijo...

Touché! Qué bien pasar por aquí...